A continuación, el texto que nos hizo llegar Juan Carr, de Red Solidaria